Jardín

Campánula


Cómo y cuándo regar


Las diferentes variedades de Campanula se adaptan fácilmente a diferentes contextos climáticos. Si crecen en macetas, es aconsejable mantener el suelo ligeramente húmedo, teniendo cuidado de no dejar que se seque demasiado. En primavera y verano es esencial regar abundantemente, lo importante es que en el platillo no se produzcan estancamientos peligrosos del agua, muy poco tolerados por este tipo de plantas. Las plantas de Campanula adoran los ambientes húmedos, para mantener el ambiente circundante en condiciones óptimas, es aconsejable agregar guijarros o arcilla expandida en el platillo. De esta forma, el agua retenida se liberará gradualmente, permitiendo el desarrollo incluso en períodos calurosos. En invierno, las administraciones se reducen al mínimo necesario.

Cómo cuidarlo



El género de plantas llamado Campanula incluye numerosas especies y variedades que crecen espontáneamente en todo el continente europeo. Son especímenes rústicos y se pueden cultivar en diversos contextos territoriales. La temperatura recomendada es de alrededor de 15 grados, mientras que están muy afectados por las condiciones climáticas de invierno demasiado frías. En general, pueden crecer en diferentes tipos de suelo, incluso rocosos y áridos, pero para obtener flores exuberantes se recomienda usar un sustrato fértil al que agregar una parte de arena gruesa. De esta forma se asegura el drenaje correcto del riego, evitando el estancamiento del agua. El trasplante se lleva a cabo en primavera, cuando el compartimento del contenedor se vuelve demasiado estrecho para contener completamente el sistema de raíz.

Cuándo y cuánto fertilizar



Este tipo de plantas rústicas no requiere atención especial, en lo que respecta a los tratamientos de fertilización. Sin embargo, es aconsejable intervenir con un producto específico si desea obtener de las especies de Campanula, abundantes y prolongadas floraciones de primavera. Es aconsejable elegir un fertilizante líquido completo para las plantas con flores que se diluya directamente en el agua destinada al riego. El mejor momento para comenzar con la administración de fertilizantes es en el mes de marzo, con la llegada de la estación cálida. Las fertilizaciones deben repetirse aproximadamente cada dos semanas y pueden reducirse en períodos de calor intenso. En otoño e invierno están completamente suspendidos, dado que la planta entra en estasis vegetativa y reanudará su desarrollo solo con el aumento estacional de las temperaturas.

Campanula: exposición, enfermedades y remedios



La exposición más adecuada para las plantas de Campanula es en sombra parcial. De hecho, prefieren climas húmedos y fríos, mientras que temen fuertemente la luz solar directa y prolongada. Si la ubicación no corresponde a la necesidad de luz, las muestras comenzarán a perder el contenido de la hoja. En este caso, la posición debe revisarse lo antes posible, modificando la iluminación diaria. Si se produce un estancamiento del agua, es posible la aparición de moho y podredumbre, que inicialmente afecta el sistema de raíces, con el consiguiente deterioro de toda la planta. Para remediarlo, es oportuno intervenir de inmediato, suspendiendo el suministro de agua. También puede ser útil verificar el estado de las raíces, trasplantar y mezclar tierra nueva con la existente.